El Tribunal Superior Administrativo (TSA), ordenó este lunes al procurador fiscalStormy José Soto García, al pago de dos millones de pesos a favor del ciudadano Omar Michel Suero como indemnización por concepto de daños y perjuicios en los que ocurrió el representante del Ministerio Público al dictar orden de arresto contra Suero y «Obligarlo» a levantar un embargo  retentivo a una empresa de un socio de Alexis Medina Sánchez, implicado en el caso Antipulpo.

“Este tribunal acoge parcialmente en cuanto al fondo el presente recurso contencioso administrativo interpuesto por el señor Omar Michel Suero, en consecuencia, condena al fiscal Stormy José Soto García, al pago de la suma de dos millones de pesos a favor del recurrente Omar Michel Suero, por concepto de indemnización en reparación de los daños y perjuicios causado”, indica la sentencia del tribunal.

El documento también establece que Omar Michel Suero acudió al despacho del fiscal Stormy Soto para responder a la citación que este le hiciera, sin embargo, el representante del Ministerio Público lo arrestó posteriormente alegando que Suero no acudió a la citación.

En ese sentido, los jueces entienden que el fiscal Soto García incurrió en una acción contradictoria y antijurídica, al constatar con los elementos probatorios que este le ha causado al recurrente, un perjuicio que debe ser reparado producto de sus actuación.

Suero dijo que estuvo seis días en la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva con presos de alta peligrosidad, lo cual entra además en contradicción con acta de comparecencia y no acuerdo levantada por el mismo fiscal actuante.

Aduce que los fiscales actuantes ejercieron además presiones indebidas contra el recurrente a los fines de que el mismo, procediera a levantar un embargo retentivo que habla trabado sobre las cuentas bancarias de Fulvio Antonio Cabreja Gómez, quien era socio de Juan Alexis Medina Sánchez, actualmente ambos implicados en el caso Antipulpo.

De acuerdo a la acusación del Ministerio Público, Cabreja Gómez, mejor conocido como Ángelo, era ficha clave en la adquisición de vehículos de motor del imputado Alexis Medina. Es titular de los nombres comerciales Angesca y Supliagropeco.