Ante el cierre del local que acoge a comerciantes dominicanos y haitianos que participan en el mercado binacional de Dajabón debido a la situación del COVID-19 en la República Dominicana, el comercio se ha estado realizado en las calles aledañas a ese espacio.

Desde la 8:00 de la mañana, hora que comienzan las operaciones en la inspectoría de Migración y Aduanas en el paso fronterizo sobre el río Masacre, cientos de ciudadanos del vecino país empezaron a entrar este viernes a territorio dominicano a comprar productos alimenticios.

Desde pollo, arroz, vegetales, embutidos y otros productos cosechados y producidos eran llevados en motocicletas, carretillas y cargados en los brazos de haitianos desde Dajabón hacia el otro lado del Masacre.

“Nosotros agradecemos a las autoridades que nos han permitido hacer pequeños negocios por los alrededores del mercado”, expresó Abigaíl Bueno, presidente de la Asociación de Comerciantes Detallistas del Mercado binacional de Dajabón.