Tras destaparse el escándalo en el que uno de los camiones de la Dirección General de Desarrollo Fronterizo (DGDF), fuera atrapado con mercancía ilegal, el senador por la provincia de Montecristi, Heinz Vieluf Cabrera, se mostró preocupado por el manejo que Miguel Tito Bejarán, director de esa entidad está dando, por lo que pidió ayer que se investigue el patrimonio de este.
“La verdad que me preocupa ver equipos de diferentes instituciones nacionales, dirigidas por alguien de mi provincia, que están y lo han descubierto en eso. Sabemos que en vehículos oficiales de esa institución y quizás de otras, transportan ganado robado haitiano y ajo, que es muy común”, dijo el senador peledeista.
Consideró que quien se atreve a contrabandear 300 sacos de ajo y miles de cajetillas de cigarrillos, es capaz de atreverse a contrabandear armas o drogas.
“Le damos gracias al Ejercito por hacer su trabajo, pero a nosotros en Montecristi nos llena de indignación aunque no nos sorprende lo que está pasando en DGDF, porque es una institución fracasada desde el 2012”, dijo.
El senador Heinz Vieluf Cabrera explicó también que usan los vehículos oficiales, ya que saben que los soldados no se atreven a pararlos en los puestos de chequeo, pero que esta vez, el Ejercito tenía una información muy segura, por lo que decidieron accionar.
Que investiguen a director de DGDF. El legislador montecristeño recomendó que se investigue al Director General de Desarrollo Fronterizo, Miguel Tito Bejarán, y el patrimonio que este ostenta en la actualidad y se compare con lo que poseía previo al cargo.
“Deberían investigar la riqueza que el director de frontera a demostrado en los últimos años, comparado a su inicio en el cargo y verán como cambiaron las cosas”, destacó Heinz Vieluf.