La ley 33-18 sobre partidos, agrupaciones y movimientos políticos sigue siendo objeto de impugnaciones ante el Tribunal Constitucional.

El TC fue apoderado ayer de una nueva acción de inconstitucionalidad en contra de la ley de manera total, con lo cual suman al menos nueve las impugnaciones a esa legislación, que fue promulgada el 13 de agosto del 2018.

La última acción fue sometida por el Centro de Estudios Socio Económicos de la Juventud, que dirige el abogado Domingo Ramírez Rodríguez.

Esta entidad considera que la ley transgrede el artículo 96 de la Constitución, debido a que la Junta Central Electoral (JCE), que sometió el proyecto de ley, solo tiene iniciativa legislativa en los asuntos electorales y la legislación concierne a partidos políticos.

Señala que el proyecto que dio nacimiento a la ley 33-18 fue sometido por la Junta Central Electoral el 12 de febrero del 2018 por ante el Senado y aprobado en única lectura en la sesión del 9 de agosto del 2018.

“Esta normativa debe ser expulsada del ordenamiento jurídico nacional, por ser la misma contraria a la constitución de la República, debido fundamentalmente a que quien propuso la misma carece de facultades constitucionales para su sometimiento”, señala la organización.

La semana pasada, el TC declaró de urgencia y dejó en estado de fallo tres instancias de inconstitucionalidad, de las primeras ocho que había recibido.