La mañana recién empezaba, con total silencio y unos cuantos carros en las calles. Las personas salían a las afueras de sus casas disfrutando de la música junto a familiares y amigos que daban la bienvenida al 2021.

Así lo observó el equipo de Listín Diario durante un recorrido realizado desde horas tempranas en algunos barrios del Gran Santo Domingo, donde pudo constatar el poco movimiento de ciudadanos en comparación con anteriores celebraciones.

Villa Juana, Villa Consuelo, Villa María, Mejoramiento Social y el ensanche Luperón fueron algunos de los barrios que recibieron el Año Nuevo en total tranquilidad en comparación con años pasados.

Mientras algunas zonas se veían calmadas, otras parecían no haber Covid-19, debido a las personas aglomeradas que, sin mascarillas ni distanciamientos, se abrazaban y compartían sin ninguna medida.

Uno de los primeros barrios del recorrido por este diario fue Villa Juana, donde pudo observarse poco movimiento de personas y negocios cerrados.

A las once de la mañana, uno de los pocos establecimientos abiertos, era un salón, el cual tenía en su interior cuatro clientas que comentaban la poca actividad realizada en fin de año, y la expectativa de que este nuevo año sea diferente.

Asimismo, Villa María lejanos a la música y los grandes cúmulos que solían reflejarse en fechas pasadas, ayer mostraba total calma en sus diversos perímetros. En la mayoría de los barrios era notable la celebración del nuevo año por parte de los adultos mayores, algunos de los cuales expresaron que parte de su rutina de fin de año fue acostarse temprano para el próximo día poder compartir con familias y amigos, acompañados de un trago social y luego retirarse a casa antes del toque de queda.

Alejandro Peguero contó que se acostó a las seis de la tarde a ver televisión y al otro día se levantó temprano para poder disfrutar un poco antes de volver a encerrarse en casa con el toque de queda. Francisco Antonio González expresó que se fue a la cama a mirar una novela a las cinco de la tarde, donde luego se durmió antes de las doce. Asimismo, destacó que se irá a casa temprano ya que debe dar ejemplo al ser una persona mayor. De igual manera, en Mejoramiento Social, el flujo era parecido a los demás sectores. Adultos en esquinas con vasos de cerveza o de ron y risas placenteras en sus rostros mientras sostenían conversaciones. Al ser preguntados por Listín Diario, sus sonrisas y alegrías eran notario comentaron que para ir presos y pagar 2,000 pesos, mejor compartían temprano y se iban temprano. Sin embargo, no todo fue tranquilidad. En los barrios de Villa Francisca y Guachapita recibieron el año en fiestas, sin mascarillas y sin distanciamiento social.