MOSCÚ.- Rusia se convirtió este martes en el primer país en registrar oficialmente una vacuna contra el coronavirus y declararla lista para su uso, pese al escepticismo internacional. El presidente, Vladimir Putin, dijo que una de sus hijas ya se había vacunado.

Putin dijo que la vacuna había demostrado su eficacia durante las pruebas, ofreciendo una inmunidad duradera contra el virus. Sin embargo, muchos científicos dentro y fuera del país se han mostrado escépticos, cuestionando la decisión de registrar la vacuna antes de los ensayos de fase 3, que suelen durar meses e implicar a miles de personas.

En declaraciones en una reunión del gobierno, Putin hizo hincapié en que la vacuna había pasado las pruebas necesarias.

“Me gustaría repetir que ha pasado todas las pruebas necesarias”, dijo. “Lo más importante es asegurar la total seguridad de utilizar la vacuna y su eficacia”.

Añadió que una de sus dos hijas se había vacunado y se sentía bien. “Ha participado en el experimento”, señaló.

Putin dijo que su hija había tenido 38 grados Celsius (100,4 Fahrenheit) en el día de la primera inyección, que bajaron a 37 grados (98,6 Fahrenheit) al día siguiente. Tras la segunda inyección volvió a tener una leve subida de la temperatura, pero eso fue todo.