En medio de una gran polvareda, miles de nacionales haitianos camina de un lado a otro, con sacos y cajas sobres sus cabezas, carretillas llenas de pesadas mercancías y vehículos de cargas que pasan a velocidades pocos moderadas por un camino en mal estado, se realiza un comercio informal en la frontera de Jimaní y en especial conocido como "Mal Paso" o tierra de nadie. JIMANI, República Dominicana 25/06/2015

Miembros de la Policía Nacional de Haití (PNH) cruzaron la puerta fronteriza en busca de protección, luego de los incidentes del sábado en el puesto de Aduanas del lado haitiano de Mal Paso en el que murieron cuatro oficiales aduaneros y dos civiles.

La información fue ofrecida por el Departamento de la Policía Nacional en esta provincia fronteriza de Independencia.

“Ocho miembros de la Policía Nacional de Haití cruzaron la puerta fronteriza en busca de refugio motivados por los disturbios ocurridos a eso de las 12:30 en la aduana haitiana”, explica el parte policial.

Los uniformados del vecino país de inmediato fueron protegidos por miembros del Cesfront y de sus colegas policías dominicanos, quienes horas después fueron entregados al cónsul de ese país con asiento en Barahona, Jean Alex Luphoil.

Cruzaron a República Dominicana con armas de reglamento, así como como con sus documentos que los acreditaban como policías.

Los uniformados cruzaron la puerta fronteriza a las dos de la tarde de ayer sábado, dos horas después de los fuertes incidentes. Fueron entregados al cónsul haitiano a las 3:30 de la tarde.

En Haití se han registrado intensas protestas, principalmente en la capital, Puerto Príncipe, en donde manifestantes exigen la renuncia del presidente Jovenel Moise, a quien acusan de encubrir a los responsables del desvío de mil 300 millones de dólares provenientes de los fondos de Petrocaribe.