Comerciantes dominicanos y haitianos se ubicaron este lunes en el patio y enramada del centro de acopio del Instituto de Estabilización de Precios INESPRE, familias acudieron a comprar productos agrícolas y mercancías variadas.
La decisión de establecer el mercado ambulante que era realizado por venduteros dominicanos y haitianos fue dispuesta por el alcalde Andrés Emilio Jiménez Sánchez, en coordinación de las autoridades quienes habían trazado los controles sanitarios a través de las autoridades militares para evitar el contagio del coronavirus.
En lo que va de la pandemia del coronavirus las  estructuras del mercado municipal urbano y binacional “dominico-haitiano” están cerrados desde principio de la pandemia del coronavirus, como una medida sanitaria, en la que se busca evitar la propagación de la enfermedad entre compradores y vendedores dos veces a la semana.
Este lunes los comerciantes de ambos lados fueron observados más organizados y con los cuidados necesarios para evitar el contagio del COVID 19, existen comunidades fronteriza donde cientos de personas han sido afectadas, unas en cuarentena, otros hospitalizados y fallecidos en los últimos meses.
Hay que recordar que en los mercados municipales y dominico-haitiano, los comerciantes se trasladan de comunidades de ambos lados a ejercer la venta de productos agrícolas, manufacturados, ropas usadas y nuevas, así como otras mercancías.
A pesar de los daños ocasionados en los alrededores del mercado binacional en la pasada tormenta tropical Laura, comerciantes dominicanos y haitianos han apelado a las autoridades para que ordenen reabrir las estructura del negocio, a fin de que las facilidades sean más saludables y que se organice un control sanitario con mejores cuidados, debido a los alimentos que son transportados para el negocio.
En los últimos días dominicanos y haitianos vendían en las aceras y calles próximo al mercado municipal, lo que había generado además protestas entre vecinos del lugar, debido a la ocupación del frente de sus viviendas, donde dejaban invadidos de basuras los lugares, lo que según decían representaba falta de higienes frente al coronavirus.

www.realidadesdepedernales.com