Pedernales será el único destino turístico de toda la región que ofrecerá turismo de playa, turismo medioambiental y desarrollo fronterizo con Haití, destacó el director de Alianzas Público Privadas, Sigmund Freund. 

SANTO DOMINGO, República Dominicana-. La transformación de Pedernales en un destino turístico de primera clase es el proyecto más importante de la Dirección General de Alianzas Público Privadas (DGAPP) y una promesa de antaño que el presidente Luis Abinader quiere como insignia de su Gobierno.

Pero el proyecto de largo plazo, también supone un reto desde la perspectiva  medioambiental, con la materialización de 12 mil habitaciones sobre una provincia que tiene el 68% de su territorio protegido. La iniciativa público privada contempla en su etapa inicial la construcción de unas 3,000 habitaciones hoteleras, y una inversión de US$1,000 millones.

Desde la Dirección de Información Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente señalan que ese 68% de área protegida ocupa 1,302.06 kilómetros cuadrados, donde se encuentra el Parque Nacional Jaragua y parte del Parque Nacional Sierra de Bahoruco.

Pedernales posee 125.17 kilómetros lineales de costas, de los cuales el 85% es área protegida. Y junto con Barahona, Bahoruco e Independencia conforma la Región Enriquillo,  la más rica en biodiversidad, con la mayor extensión de ecosistemas naturales del país.

En la Dirección General de Alianzas Público Privadas (DGAPP) se reconoce a Pedernales y su transformación en destino turístico como el proyecto más importante, ya en la mira de unas nueve cadenas de hoteles internacionales, entre ellas Hilton, Marriot, Iberostar, Raddison y Viva Wyndham.

“Lo primero es que en Pedernales habrá un desarrollo turístico de baja densidad. Si tomamos como ejemplo lo que ocurre en Bávaro-Punta Cana, que por cada hectárea se construyen cerca de 30 habitaciones, nosotros estaremos hablando de cerca de 12 habitaciones (en Pedernales), es un tercera parte”, explica el director de DGAPP, Sigmund Freund.

Una medida de cuidado recomendada por el Ministerio de Medio Ambiente y acogida de inicio es que no se construirán hoteles tan cercanos a la playa. Si en Punta Cana se encuentran a 60 metros de la playa, “nosotros de los hoteles (en Pedernales) estamos hablando de 160, 180 metros de distancia”, agrega el funcionario, para proteger la playa, “y no impactar de manera tan agresiva”.

gualmente, decidido está que en Bahía de las Águilas no se edificaran hoteles, sino que será un atractivo complementario al desarrollo de los hoteles que estarán en el área de Cabo Rojo y La Cueva.

Bahía de las Águilas como la joya de esa zona y que esta enclavada en dentro el Parque Nacional Jaragua no estará siendo impactada con instalaciones hoteleras de manera directa”.

El funcionario sostiene que el Ministerio de Medio Ambiente forma parte de una mesa de trabajo con miras a garantizar que todo lo que se ejecute en torno al proyecto Pedernales y su master plan que se diseñará, sea cónsono con las directrices  medioambientales del país.

“El Parque nacional Jaragua y todo lo que son atractivos turístico medioambientales de la zona serán para nosotros un elemento adicional al proyecto, porque va a ser el único destino turístico de toda la región que puede contemplar turismo de playa, turismo medioambiental con zonas adicionales como Hoyo de Pelempito y desarrollo fronterizo con Haití”, agregó.

 Imagínate al turista que puedas traerlo y decirle que puedes pasar un día en Haití, y que puede ver cultura distinta. Son nuestro vecino no podemos vivir de espalda a ellos