imagen

PUERTO PRINCIPE.- Miles de trabajadores haitianos del sector textil volvieron a manifestarse en las calles del área metropolitana de la capital para exigir un incremento del salario mínimo de 500 a 1.500 gourdes (de 5 a 15 dólares) por cada jornada laboral de 8 horas.

Se trata de la cuarta jornada de protesta que realizan este mes los trabajadores de la Société Nationale des Parcs Industriels (SNPI) en reclamo del incremento en sus salarios y mejores condiciones de trabajo.

El activista Kebert Bastien, músico de profesión, dijo que acudió a la manifestación para apoyar que los salarios se eleven a por lo menos 14 dólares por jornada, además de para hacer otras reivindicaciones.

«Hoy estamos contra la injusticia, contra la delincuencia, la delincuencia de Estado, de Naciones Unidas, la delincuencia de (la representante de la ONU para Haití Helen) La Lime, la delincuencia de los corruptos del país. Decimos abajo la delincuencia, abajo la desigualdad, abajo la injusticia y el salario desvalorizado», afirmó.

Si durante las protestas de ayer el objetivo era llegar hasta la residencia oficial del primer ministro haitiano, Ariel Henry, la manifestación de hoy se realizó frente al Ministerio de Asuntos Sociales y Trabajo (MAST), al que los trabajadores acusan de connivencia con los empresarios de la SNPI.

Los trabajadores se quejan de que su salario es notablemente insuficiente ante una inflación de más del 26 %.

Los manifestantes levantaron una barricada de neumáticos en llamas a lo largo de la carretera de Delmas, paralizando el tráfico en la concurrida zona.

Télémaque Pierre, uno de los organizadores del movimiento de protestas, declaró que la manifestación no pudo llegar a las puertas del MAST porque los policías levantaron barricadas frente a la institución.

Además, anunciaron que celebrarán una reunión con los demás sindicatos para dar un nuevo lema para continuar con su movilización