Es una pregunta tonta. Eso lo saben hasta los niños de primaria. La respuesta no gradúa a nadie de bien informado: ¿Qué factor divide al PLD?  La respuesta confirma que la ambición desgarra al PLD. El deseo de perpetuarse en el poder conduce a violar todas las disposiciones legales vigentes. El altar de una nación es su Constitución porque asegura la protección de todos y marca los límites de los derechos, pero cuando no se respeta el país queda desamparado.

Ejemplos del desamparo son las calles en las que pululan los rateros que pistolas en mano hacen valer sus deseos. Emplean la fuerza para despojar de bienes a los ciudadanos. Algunos delincuentes usan el soborno para que la ley no los toque. Con dinero ablandan el ejercicio de la autoridad.

Ayer iba por una avenida y me percaté del uso y abuso del más grande, aunque no tuviera la razón. Un camionero iba a mi derecha y a fuerza de presión, se encimaba sobre mi vehículo y me forzó al abandono de mi posición. Tuve que cederle el paso. Los delincuentes usan la fuerza del poder para imponerse.

La situación del tránsito me puso a reflexionar. Cuando veo que algún conductor irrespetuoso cruza en rojo, sabe que viola la ley, pero tiene un dinerito en sus bolsillos para comprar la complicidad de algunos agentes de la ley. Así quiebra el cumplimiento de las reglas, pero promete no repetirlo.

El semáforo en rojo es una norma que nos pone a todos a conducirnos en orden. El artefacto es un poder simbólico. Es una muestra de la disciplina ciudadana. Un semáforo no tiene una ametralladora ni pone multas. Obliga al respeto por la convicción de los ciudadanos de que hay una ley que cumplir. Que el rojo es una disposición transitoria escrita con luces de impedimento.

Cuando no existe un semáforo el caos domina las calles. Se generan taponamientos, los ciudadanos se tornan agresivos y devienen trifulcas. En esos casos rige la ley de la selva. Los vehículos más grandes y los osados atropellan sin miramientos pugnando por avanzar hacia sus metas sin tomar en cuenta la ley ni los derechos ajenos. Gobierna la fuerza.

Las autoridades deben mantener los semáforos en buen estado para que haya orden y aceptación que la luz roja es un impedimento transitorio para ceder el paso.

Vuelvo y me pregunto: ¿Qué divide al PLD?