La vieja autopista Duarte está convertida en una vía llena de hoyos que ponen en peligro a los conductores que se desplazan por ella ante la posibilidad de que ocurran accidentes de tránsito por las dificultades a las que deben enfrentarse.

El pavimento, en muchos de sus tramos, ya prácticamente desapareció y en otros hay hundimientos que hacen que sea lento el desplazamiento de los vehículos desde su mismo punto de inicio en la famosa entrada de “Los Tanquecitos” en la autopista Duarte, donde está ubicado el primero de una serie de hoyos que van hasta el final de la calle en el kilómetro 13 de la misma autopista.

Aunque el problema lleva ya varios años, según los residentes en los sectores a los que da acceso, se ha agravado con el paso del tiempo y ya la falta de mantenimiento ha provocado que el pavimento sea inexistente en varios tramos y en otro tenga hundimientos que provocan frenazos bruscos entre conductores no conocen la carretera, provocando en accidentes.

La parte más crítica se ubica a ambos lados de la avenida Monumental, donde en horas de mucho tránsito se producen taponamientos, porque hay puntos en los que solo se puede utilizar un carril para las dos direcciones de desplazamiento.

Recibe todos los días las incidencias de los dominicanos en grandes ligas.

Introduce tu email
Las aceras y contenes de la carretera también presentan un avanzado estado de deterioro que obliga a los peatones a tener que lanzarse a la calle, sumado a que con las lluvias de los últimos días hay charcos de agua en diferentes puntos.

Los residentes en lugares como El Condado, Villa Claudia, Don Honorio, Miraflores, La Ceiba y Cerros de Arroyo Hondo que utilizan la Autopista Duarte Vieja como acceso, piden a las autoridades arreglar la vía.