El esfuerzo principal está centrado en la sobrevivencia, sin intentar direccionar reformas importantes que se exigen a gritos en el  Hospital Vinicio Calventi  un sistema que atraviesa una crisis crónica, y que no ha logrado atender las necesidades de salud de los ciudadanos del Municipio de los Alcarrizos; todo ello, producto del poco interés que han tenido las administración que encabeza el director José Pichardo.  

Lamentablemente estos  ha sido unos mese  perdido, esperamos que haya una vuelta de timón y que Mario Lama director Servicio Nacional de Salud (SNS), ponga fin a la  crisis que pone en riesgo la vida y la salud de miles de munícipe de los Alcarrizos.

 Estos problemas que son de la vida cotidiana de los ciudadanos no son parte de la agenda del Gobierno de Luis Abinader, Podemos decir que por este mundo de necesidades de los ciudadanos no discurre la agenda de los políticos solo era un discurso promover el Cambio.

En este camino se encuentran muchos sectores de la sociedad que no han logrado aún una salud digna para su familia en el hospital Vinicio Calventi de los Alcarrizos.

 Es inaceptable que la situación por la que atraviesa la emergencia del hospital y el maltrato sistemático contra pacientes y  ciudadanos.    El  hospital Vinicio Calventi  sin rumbo…