Los usuarios podrán seguir viendo los likes que reciben, pero sus seguidores ya no verán esta cifra

Instagram ha tomado la iniciativa de no mostrar el número de likes en las publicaciones ni el número de reproducciones en los videos que se suban a su plataforma en siete países. La prueba inició en mayo en Canadá y ahora se suman Australia, Italia, Irlanda, Japón, Brasil y Nueva Zelanda.

La plataforma ha explicado a través de su cuenta oficial de Twitter que se trata de una medida que busca centrar la atención en el contenido más que en el número de likes. “Queremos que sus amigos se centren en las fotos y los videos que comparte, no en la cantidad de ‘me gusta’ que reciben”, indica. Los usuarios aún podrán seguir viendo esos likes, pero no así sus seguidores.