La gobernadora de Montecristi, Nelsy Cruz, pidió disculpas tras las declaraciones ofrecidas, en las que señalaba que a los perremeístas en esa provincia se les estaba llegando “el tiempo de disfrutar del manjar del poder”.

En un comunicado, la funcionaria lamenta lo dicho al asegurar  que “desde que asumí esta honorable función como gobernadora mis actos han estado orientados a servir a nuestro pueblo sin banderías de ningún tipo porque para eso estamos llamados. Ese ha sido y seguirá siendo el fin de nuestro accionar en procura del bien colectivo”.

Consideró como desafortunadas sus declaraciones, y dijo que en ningún modo reflejan las intenciones que realmente tiene para con su provincia.

“Ciertamente que las muestras de indignación que han provocado mis comentarios son completamente justificadas, dado que el país ya ha sufrido bastante en manos de autoridades que han manejado el Estado como botín personal”, indica Nelsy Cruz.

Por Santiago Ureña