El presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Federico Antún Batlle (Quique) declaró que la caminata anunciada por grupos de haitianos en el Mirador Sur es un “desafío inaceptable” al pueblo dominicano por la postura que asumió recientemente de exigirle al Gobierno que no firmara los pactos sobre la Migración y de los Refugiados promovidos por las Naciones Unidas (ONU).

Antún Batlle llamó al gobierno, en particular al ministerio de Interior y Policía, a no permitir la marcha del próximo domingo, “que solo busca estimular la migración ilegal de ciudadanos del vecino país al territorio dominicano”.

“La República Dominicana necesita de un gobierno reformista para que imponga el orden y el respeto que reclama el país… todo el mundo sabe que la inmensa mayoría de los haitianos que viven en nuestra nación se encuentran de manera ilegal, sin documentación, por lo que esa caminata no debe permitirse”, dijo.

Manifestó que si el PRSC estuviera en la presidencia, no autorizaría esa marcha, ” y si la realizan como un desafío a las autoridades dominicanas, se ordenaría el apresamiento de todos los haitianos ilegales que participen en la misma para luego ser repatriados a Haití”.

Quique Antún insistió que la caminata “Acción saludable por los derechos”, anunciada para las 7:00 de la mañana de este domingo, “no puede permitirse bajo ninguna circunstancia, porque sería utilizada como una acción de protesta por la postura de la sociedad que pidió que no se firmaran los referidos pactos sobre la Migración y de los Refugiados que se llevaron a cabo en Marruecos y en la ONU, respectivamente, porque atentaban contra la soberanía nacional”.

Expresó asimismo que es “triste y bochornoso” ver cómo la genuflexión de las autoridades dominicanas se pone de manifiesto “al permitir no sólo la entrada masiva de ilegales al territorio nacional, sino también la permisividad con esos grupos permitiendole hacer lo que le da la gana ante su mirada indiferente”.