EL NUEVO DIARIO, MONTECRISTI.- Familiares de un hombre que guarda prisión en la cárcel pública San Fernando, en Montecristi denunciaron este miércoles que la alcaide del centro penitenciario, Niurka María Guzmán, se negó a darle permiso para que a su pariente le realizaran un estudio médico.

Según los familiares, José Miguel Sosa fue ingresado a la sala de emergencia del hospital Padre Fantino a las tres de la mañana, tras padecer un dolor de abdomen agudo, por lo que el médico le ordenó una sonografía abdominal en una clínica privada.

Indicaron que no fue hasta a las cinco de la tarde que la alcaidesa autorizó trasladar al paciente a una clínica privada hacer dicho estudio.

En tanto que, Yahaira Rivera, esposa del interno dijo que los médicos están evaluando el traslado de su esposo a otro centro de mayor atención, pero ante la negativa duda que se realice la sonografia y teme que su marido muera como por falta de atenciones médicas.