• Medio Ambiente dice manos criminales provocan mayoría de incendios forestales; someten a unos 28

La semana pasada, un motorista decidió circular por el camino de Pinar Parejo en Valle Nuevo, Constanza, lanzando objetos encendidos hacia ambos lados con fines de quemar el bosque. El pirómano logró generar varios focos de fuego, pero la rápida intervención del personal de vigilancia evitó que se propagara.

Gerónimo Abreu, titular de la Dirección Nacional de Incendios Forestales, confirma que el caso está bajo investigación para identificar a la persona responsable y someterla a la justicia.

El sábado, otra persona que al parecer hacía un fogón provocó un incendio que llegó a arrasar unos 800 metros en el área protegida del Parque Nacional de Juan Bautista Pérez Rancier (Valle Nuevo).

Abreu refiere ambos casos mientras hace guardia en la comunidad de Guaigüí, en La Vega, donde se han produciendo varios incendios; el último el viernes.

Aunque ya el fuego está controlado –asegura-, Abreu y su equipo se mantienen en acciones de vigilancia en el lugar, convencidos de que la quema fue intencional.

Señala a invasores de tierra que le prendieron fuego al bosque para luego poder parcelar y construir viviendas en ese lugar; dice tener evidencias de quienes son los responsables.

El ministro de Medio Ambiente, Ángel Estévez, visitó el lugar y calificó la acción como un acto criminal y aseguró que los responsables serán sometidos a la justicia. Advirtió que en este y otros casos similares de incendios intencionales habrá consecuencias.

La Justicia no ayuda

Gerónimo Abreu lamenta la poca ayuda que reciben de la Justicia que, asegura, casi siempre deja en libertad a los pirómanos.

“En la parte de prevención, la legal es la principal y es en la que estamos más flojos porque el sistema de justicia no nos apoya. Los jueces, es muy difícil conseguir que le pongan medidas de coerción que sea prisión, y la gente quema con la idea de que va a pagar una multa y ya”. Abreu piensa que si en lugar de multas se impusiera prisión, la gente actuaría diferente.

  • Parte del área afecta en Guaigüí. ( FUENTE EXTERNA)
  • Imágenes del fuego en Guaigüí, La Vega, el sábado. ( FUENTE EXTERNA)
  • Brigadas de bomberos forestales en Guaigüí. ( FUENTE EXTERNA)
  • Parte del área afecta en Guaigüí. ( FUENTE EXTERNA)
  • Imágenes del fuego en Guaigüí, La Vega, el sábado. ( FUENTE EXTERNA)

Sometidos

En el país se han producido más de 40 incendios forestales en lo que va de año, coincidiendo con la gran sequía que afecta al territorio nacional.

Manuel Serrano, viceministro de Áreas Protegidas insiste en que la gran mayoría de esos focos fueron provocados de manera intencional para proceder a actividades agrícolas.

Presentó una lista de 28 personas que han sido sometidas en lo que va de año, por provocar incendios.

“Siempre habrá pequeños focos, porque el dominicano no entiende que no puede seguir dando fuego para preparar sus terrenos y sobre todo en temporadas como éstas donde la sequía ha sido tan prolongada y todo el campo está muy falto de humedad”.

Serrano destacó que desde el Ministerio de Medio Ambiente se han distribuido más de 3,00 personas en distintos lugares con potencial de incendios, pero que la tarea resulta difícil con la alta población rural que tiene al fuego como método de preparación de tierra. Señala que en algunos casos los incendios son consecuencia de imprudencias, pero que no necesariamente tienen intención de dañar el bosque.

“Lo que sí hemos podido es dar respuestas muy rápida y, si se puede dar uno cuenta, a diferencia de otros periodos de sequía largos donde hay incendios muy graves, ahora no hemos tenido uno de gran magnitud”.

En cuanto a los vídeos que han circulado en redes sociales sobre focos de humo en el Parque Nacional Los Haitises, Serrano explicó que en la mayoría se trata de talas para conuco.