SANTO DOMINGO.- En el expediente de la «Operación Anti-Pulpo», que llevó al arresto el pasado fin de semana de 10 exfuncionarios del gobierno de Danilo Medina acusados de estafar y desfalcar institu­ciones del Estado, hay otras seis personas contra las cuales el Ministerio Público no ha diligenciado su arresto.

Hasta ahora han sido apresados los hermanos del expresidente Danilo Medina, Alexis y Carmen Magalys, así como Fernando Rosa, Francisco Pagán, Freddy Hidalgo, Rafael Germosén, Aquiles Cristopher Sánchez, Do­mingo Santiago Muñoz, Juan Esteban Suriel y José Dolores Santona Carmo­na.

En la misma pieza acusatoria figuran también co­mo coimputados e imputa­dos el fenecido Oma­lito Gutiérrez Remigio (cho­fer, empleado y testaferro de Alexis Medina), Wacal Vernavel Mén­dez Pineda, Víctor Guillermo Librán Báez, Messin Elías Márquez Sarraf y Rafael Leónidas D’Oleo, quienes permanecen en libertad.

Estos últimos aparecen como miembros de la “Fundación Tornado Fuerzas Vivas”, que presidía Juan Alexis Medina Sánchez y que se vendía como una organización de beneficio público, pero en realidad fue “una vía de captación de fondos ilícitos utilizados en campañas políticas del Partido de la Liberación Dominicana (PLD)”.

La Fundación es sindicada como el principal movimiento político del sector externo, en apoyo logístico y financiero” de las candidaturas de Danilo Medina en el período 2016-2020 y de Gonzalo Castillo en 2020.

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) confirmó la vinculación de la Fundación con el entramado societario imputado por actos corruptos y testaferratos. Lo hizo por medio de evidencias que incluyen imágenes, videos e informes recibidos por el PLD sobre el estado de los ingresos y gastos para la campaña presidencial de Castillo.

En dicho informe se visualiza que miembros del entramado directamente o mediante sociedades jurídicas hicieron donaciones para la campaña política.

El Ministerio Público sostiene que a través de la empresa General Supply Corporation, propiedad de Alexis Medina, a los miembros de la “Fundación Tornado Fuerzas Vivas” se les otorgaba poder de representación financiera.

“Desde su fundación, dicha empresa estuvo directamente vinculada a la red de las empresas del entramado societario, estando constituida, desde el inicio, por el imputado Julián Esteban Suriel Suazo y Messin Elías Márquez Sarraff, secretario y vocal de la Fundación Tornado Fuerzas Vivas, respectivamente”, agrega.

En un allanamiento en la vivienda de Suriel Suazo, presunto testaferro de Alexis, fueron ocupados RD$8, 525,500.00 y US$917, 600.00, un fusil y dos pistolas.

Pepca cuenta con más de 300 elementos de pruebas

En la solicitud de medida de coerción, la Pepca especifica que cuenta con más de 300 elementos de evidencias para comprobar la participación de los imputados en el entramado societario creado por Alexis, quien habría recibido beneficios por más de cuatro mil millones de pesos de varias entidades del Estado, a través de contratos ilícitos.

Entre los testigos se destacan el actual director de Presupuesto, José Rijo Presbot, con cuyo testimonio el Ministerio Público pretende probar “la estafa contra el Estado que hicieron los imputados obteniendo libramientos millonarios de pagos sin cumplir ninguna de las reglas e incluso sin tener los trabajos o servicios cubicados ni facturados”.

El Ministerio Público también tiene cheques, contratos, libramientos, certificaciones e informes, con lo cual pretende demostrar que las transacciones que realizaban las supuestas empresas de Alexis eran beneficiadas con dinero del Estado.