En los próximos días el país estará recibiendo 250 mil dosis de adultos de la vacuna contra la influenza y 175 mil dosis de niños en edades de seis meses a dos años.

Santo Domingo, RD

Aunque la tendencia del virus del Covid-19 presen­ta indicadores hacia la ba­ja en República Dominica­na, entre las autoridades sanitarias existe la alerta y preocupación de que su convergencia con otras en­fermedades de manifesta­ciones respiratorias, como la influenza, pueda llevar a confusiones en el diag­nóstico.

Ante esto, explicó la vi­ceministra de Salud Co­lectiva, Ivelisse Acosta, se concentran esfuerzos en capacitar a los nuevos mé­dicos que han sido contra­tados, y garantizar que en octubre próximo se empie­ce la vacunación contra la influenza a grupos pobla­cionales definidos, como son envejecientes, emba­razadas, personas con co­morbilidades y recursos humanos del sector salud.

En los próximos días, explicó, el país estará reci­biendo 250 mil dosis para adultos de la vacuna con­tra la influenza y 175 mil dosis para niños en edades de seis meses a dos años.

Dijo que con eso se bus­ca proteger contra eventos que tienen una manifesta­ción respiratoria similar a las que produce la enfer­medad del Covid-19.

La viceministra de Sa­lud Colectiva se refirió al tema, al participar como invitada de “La Cita con el Covid”, que realiza cada lu­nes, a las 9:00 de la noche, Listindiario.com, conduci­do por el director de Listín Diario, Miguel Franjul.

Dijo que el gran desafío en este momento es activar todas las respuestas frente a esas enfermedades “que es­tán ahí con nosotros y aun­que posiblemente se ha ba­jado la guardia.

No está controlado
La doctora Acosta dejó cla­ro además que, aunque se registran menos casos de Covid, menos mortali­dad y la ocupación de ca­mas hospitalaria y terapia intensiva ha disminuido, eso no quiere decir que exista un control absolu­to del virus en el territo­rio dominicano, porque si se descuidan las acciones surgirán rebrotes como se está viendo en otros paí­ses.

“No significa que tenga­mos control absoluto de nada, el virus existe, el vi­rus sigue con nosotros, no puede hacernos confiar”, advierte la viceministra de Salud Colectiva.

Jóvenes, no inmunes
La funcionaria aprovechó la entrevista para hacer un llamado de atención a la población sobre la necesi­dad de que se mantengan las medidas preventivas, como el uso de mascari­llas, el lavado de las ma­nos y la distancia física.

Recordó que los jóvenes no son invulnerables a la posibilidad de infectarse, complicarse y morir, por lo que les exhortó a la pre­vención.

“Con el alma decirle a la gente que no bajen la guardia, que el virus es­tá con nosotros, que has­ta que no dispongamos de un tratamiento efectivo o una vacuna, tenemos que seguir usando la mascari­lla y el distanciamiento”, dijo.

Recordó que los jóve­nes son catalizadores del virus hacia sus hogares y familiares y deben saber que no son invulnerables porque pueden enfermar y morir.

Notificaciones
Asimismo, dijo que, aun­que aún hay atrasos en el registro de muertes por COVID-19, se hacen es­fuerzos para que cada día las notificaciones se hagan en el menor tiempo posi­ble.

Recordó que las noti­ficaciones epidemiológi­cas pasan por un proceso de validación lo que limi­ta que puedan ofrecerse a la opinión pública en tiem­po real.

La zona hotelera
Dijo que en la vigilancia y la atención se ha fortale­cido en esa zona y recor­dó que las áreas turísticas tienen baja incidencia del virus.

Explicó que los protoco­los que se han trabajado permiten tener mucha ga­rantía a los visitantes, y lo mismo ocurre con la pre­paración de la respuesta de atención en caso de ser requerida.

DETALLES
Intervenciones

Al referirse a las inter­venciones que se reali­zan en los diferentes sec­tores, la especialista dijo que se realizan búsque­da de casos mediante rastreo en los entornos donde hay sospechas y que un aspecto impor­tante es la participación de la sociedad civil orga­nizada, los comunitarios y el Servicio Nacional de Salud (SNS).

Señaló que esas inter­venciones se hacen a ni­vel nacional sin impor­tar que se trate de zonas frías o calientes de CO­VID.

Dijo que otro gran au­sente de esa respues­ta contra el COVID era la academia por lo que las autoridades sanita­rias empezaron contac­tos con las universidades para integrar a los estu­diantes de medicina en esas labores.