Los altos mandos militares mantienen hermetismo en relación al apresamiento de dos miembros del Ejército de la República Dominicana (ERD) a quienes, junto a un civil, les decomisaron 46 paquetes de marihuana, una pistola y varios celulares.
El decomiso se produjo en el puesto de chequeo ubicado en la trifurcación Comendador-Bánica-Las Matas de Farfán, por efectivos del G-2, cuando la transportaban en una yipeta marca Kia Sonata.
Los militares apresados son los rasos José Luis Nova Solís y Leandro Alcántara Ogando, pertenecientes a la sexta brigada y al Departamento de Mitigación de Desastres del ERD, respectivamente, y el civil Jonathan Nova.

El Ministerio Público, bajo la dirección de la fiscal titular Marggie Viloria Caraballo, tuvo a cargo la operación ejecutada por la magistrada Beatriz Rosario en coordinación con miembros del G-2.
La Fiscalía solicitó prisión preventiva en contra los imputados, la cual está fijada para hoy a las 2:00 de la tarde.
En las últimas semanas, los altos mandos militares han decidido no divulgar acciones ilícitas en las que estén involucrados sus subalternos, desconociéndose las razones que originaron dicha medida.