Puerto Príncipe, – El economista Fritz Alphonse Jean y el exsenador Edgard Leblanc Fils presentaron este lunes sus documentos ante el Consejo Nacional de Transición y aspiran al cargo de presidente del gobierno interino.

Los coordinadores del Acuerdo de Montana dieron de plazo hasta este lunes para que las plataformas designaran una personalidad para los puestos de jefe de Estado y primer ministro como parte de su propuesta de gobierno de transición de dos años, que permita sortear la aguda crisis del país, empoderar a las instituciones estatales y al término del periodo realizar elecciones.

Jean, quien durante la administración de Jocelerme Privert fue designado jefe de Gobierno, pero no pasó la etapa del Parlamento, dijo sentirse preparado para afrontar el reto, mientras estaba acompañado por un grupo de seguidores.

La víspera, durante la Cumbre de Luisiana organizada por diversas plataformas de la diáspora, el economista también fue electo por esas organizaciones para liderar la transición.

En una entrevista con Prensa Latina en febrero pasado, Jean aseguró que el país necesitaba un gobierno interino, salido del consenso para alcanzar la estabilización.

Por su parte, Edgard Leblanc Fils, figura emblemática de la Organización del Pueblo en Lucha, fue aspirante a la presidencia en 2016 pero superado por Privet.

PRIMER MINISTRO REITERA DISPOSICIÓN AL DIALOGO

Estas candidaturas salen a la luz en la misma jornada en que el actual primer ministro, Ariel Henry, reiteró su disposición al diálogo con los diversos grupos que promueven un cambio en el país.

Henry que instaló este lunes a Emmelie Prophÿte como la nueva ministra de Cultura y Comunicación, pidió dejar de lado las luchas fratricidas por el poder, y descartó que existan formas legales o constitucionales para instaurar a un presidente. «Nadie tiene tal autoridad», dijo durante la ceremonia de investidura.

El jefe de Gobierno llegó al poder poco después del magnicidio contra el presidente Jovenel Moise. Insiste en que el acuerdo para la gobernanza pacífica que promueve junto a cientos de organizaciones sociopolíticas podría ser provechoso para el país, mientras reitera su intención de realizar elecciones.