Por Santiago Ureña

Directores de  centros educativo denunciaron que no reciben  el dinero de junta de centros educativo  incentivo por desempeño pese a asegurar que completaron el proceso de evaluación mientras, Pidieron  al Ministerio de Educación aclarar la situación.

El Distrito Educativo 13-01, que dirige Nehemías Belliard, no entrega la subvención que fue enviada para cumplir con los compromisos asumidos por los directores de los centros educativos con los suplidores, abarca los municipios de Montecristi, Pepillo Salcedo y Castañuelas. Además, los distritos municipales de Santa María y Palo Verde.

Esta demarcación cuenta con una matrícula de 7,580 estudiantes distribuidos en 43 centros educativos: 38 de educación primaria, de estos 33 están en el programa de Jornada Escolar Extendida y 26 imparten nivel inicial; 6 de educación secundaria, uno funciona como Prepara y los programas de bachillerato acelerado; tres funcionan la básica flexible del Sub-Sistema de Adultos.

Algunos de los centros que conforman este distrito son la Escuela José Gabriel García, Escuela Lourdes Morel Abreu, Escuela Cristo Rey, en Manzanillo, Escuela Pedro de los Santos, en Carbonera, la Liceo Cristo Liberador, Colegio San Francisco de Asís, Escuela Buen Samaritano, centro educativo Walterio, centro educativo los Conucos,   Escuela Básica Rosa Smester, un centro emblemático de la ciudad, que data del 1938, el Liceo José Martí, nacido en tiempos de Trujillo, el Colegio San José y el John F. Kennedy, entre otras.

La descentralización educativa en RD ha permitido que los centros escolares desarrollen sus propios proyectos y trabajen las necesidades más esenciales de su centro escolar. Antes de la llegada de la descentralización escolar, los distintos planteles educativos debían esperar a que el Ministerio acudiera a su centro cuando estos lo necesitaban bien sea para reparaciones, compra de materiales, daños estructurales causados por fenómenos naturales, del mismo modo, era el Ministerio quien suplía los alimentos a las escuelas, lo que debido a la cantidad de centro escolares del país, muchas veces, las mencionadas necesidades no eran atendidas a tiempo y otras nunca eran solucionadas.

Ahora, con la descentralización presupuestaria en la educación de la RD se les permite a los centros educativos a través de partidas trimestrales que reciben, ser los que manejen los recursos de sus propios centros. Esas partidas trimestrales son asignadas desde el Ministerio de Educación en base a la matrícula estudiantil que dicho centro escolar tenga. De manera, que los centros que tengan una mayor población estudiantil recibirán para trabajar en sus respectivos centros educativos mayores cifras de dinero que los centros que tengan menos estudiantes.

De modo, que estas juntas de centro escolares descentralizadas son las encargadas de manejar el dinero de eso centro. Con dicho dinero, la junta de centro descentralizada puede pintar la escuela, construir aulas, reparar asuntos de electricidad, pagar mano de obras, pasajes a los estudiantes, materiales didácticos, entre otras. De igual forma la junta de centro puede elegir el suplidor que deseen para que sea el encargado de llevarle la comida que se les da a los estudiantes.