SANTO DOMINGO.- La construcción del muro en la frontera es una decisión acertada del presidente Luis Abinader porque controlaría  la inmigración ilegal y garantizaría la seguridad del Estado evitando el contrabando de armas , declaró Enrique García, director de Migración.

“El muro es una intención del Presidente, y creo que la gran mayoría del pueblo dominicano lo ha valorado muy bien”, explicó.

”Desde ese punto de vista migratorio, será una contención de entrada, aunque está en la visión de seguridad nacional por los temas de violencia en Haití”, manifestó García en el programa Encuentro Extra, que se difunde por Color Visión, donde fue entrevistado por Cristhian Jiménez.

Recordó que «ni los Estados Unidos ni otros países han podido erradicar por completo los problemas que se generan en sus fronteras».

Comentó que el mundo está siendo testigo de un extraordinario flujo migratorio de personas que, por la guerra entre Rusia y Ucrania, han tenido que abandonar su nación y buscar refugio en otros países.

Dijo en República Dominicana “que tratamos es de minimizar el impacto de la trata de personas, tráfico de seres humanos, de droga, de armas, robo de vehículos y robo de ganado”. Trinidad

Informó que, además del muro, en la frontera habrá un personal capacitado, dotado de herramientas tecnológicas que contribuyan a la eficiencia de su labor en la aplicación de los controles requeridos».

CARNET HABITANTE FRONTERIZO

De otro lado, García explicó que “el carnet de habitante fronterizo era la primera intención seria en este país para organizar el mercado binacional, la primera, lo digo responsablemente».

«El carnet de habitantes está previsto en la Ley de Migración, es una disposición, lo que pasa es que ningún director lo había hecho y yo quería dejar esa impronta», aseguró.

Según la Ley, es un permiso de paso que se le  daría  a los haitianos que hacen actividades de comercio todos los días en Pedernales, Elías Piña, Dajabón y otras localidades fronterizas.

Agregó que ese carnet les permitiría a desarrollar actividades en los mercados binacionales solo por un día y los que no cumplan serían deportados.

“No era una visa, no era residencia. El legislador fue quien lo estableció, no fue Enrique García, lo que estamos haciendo es aplicar lo que establece la Ley”, enfatizó.

“ Nosotros recibimos miles de haitianos en el mercado binacional, entonces, lo que queríamos era aplicar controles, dotándolos de una identificación. Si pasaron 2,500 personas, por ejemplo, y solo retornaron 2,000, ya tenemos el dato y comenzamos a buscarlos para deportarlos”, dijo.