Un comunicado expresa el aumento aparente en el número de niños de todas las edades que presentan estado inflamatorio