Por Santiago Ureña

Las autoridades han anunciado que trabajan en los preparativos para la composición de ese cuerpo militar y, además, ha dispuesto el incremento del número de agentes militares en los puestos de chequeo fronterizo, acciones que al parecer no ha surtido efecto para controlar el monstruo de la corrupción como el puesto El Laurel donde miembros del G2 y el ejercito dominicano, se ha dedicado a macuteal a todos los pasajeros que transitan todos los dias en diferentes medios de transporte. Estos militares se ha dedicados a meter hasta las manos en carteras ajenas, la cámara de vigilancia fue arrancada del punto Militar para que su accional no pueda ser captado, si un pasajero lleva una libra de ajo, ropa usada entre otros producto este lo despoja del mismo y dice que eso es ilegal.

Sin embargo, y pese a estos esfuerzos, entidades de los derechos Humanos y otros organismos que trabajan en defensa de los derechos de los inmigrantes reiteran la denuncian que en la frontera se sigue produciendo el llamado macuteo y actos de corrupción, especialmente en chequos militares.

La denuncia sobre la situación que se da en la población, los visitantes al mercado y con las mercancías, específicamente en la provincia de Dajabón.