Por Santiago Ureña  Periodista fronterizo RDH


Delincuentes le quitaron la vida a  hombre en su residencia en Montecristi la vitima fue  identificado como, Maríno Mateo (Neo), de 67 años de edad la  cual  fue encontrado muerto la mañana de este domingo, en su residencia ubicada en la calle Proyecto en el sector Sube y Baja del barrio Bella Vista en  Montecristi.

El cadáver del occiso presenta  herida de arma de fuego en la región parietal derecha que se la ocasionó hasta el momento personas desconocidas, quienes  cargaron con una pistola marca carandai calibre 9 milímetros que portaba de manera legal y un motor Yamaha RX 115, propiedad del hoy occiso.

Maríno Mateo (Neo) quien se desempeñaba como seguridad de la empresa Caribe Express en Montecristi, fué encontrado muerto en toalla tirado en el piso de la cocina de su residencia, en el lugar del crimen las autoridades actuante en el levantamiento del cadáver recolectaron un casquillo 9 milímetro de una arma de fuego con que se se presume se cometió  el  orrendo crímen.

Compañeros de labores de Marino Mateo de la empresa Caribe Express, al notar que la hora de llegada a su puesto de trabajo avanzaba y no se presentaba al lugar procedieron trasladarse a su residencia del sector Sube y Baja, y al llegar allí lo vociferaron varias veces y al que este no respondía procedieron a romper las persianas delantera hasta lograr abrir la puerta de entrada a la sala hasta encontrar el cadáver tirado al piso de la cocina en un charco de sangre.

Vecinos del difunto narraron que alrededor de las 6:30 am de este domingo en la esquina de la vivienda donde ocurrió el hecho escucharon la detonación de un disparo de arma de fuego y luego una agria y a colorada discusión entre un hombre y una mujer donde se hacía mención de una cédula y al final encendieron una motocicleta marchándose del lugar.

Los residentes próximo a la casa de Martín Mateo, explicaron que aunque escucharon la discusión entre voz de hombre y mujer no vieron el rostro de esas personas.

Vecinos de Nao  manifestaron que  era una persona que no se metía con nadie, pese que a su casa donde vivía sin compañia siempre acostumbra a llevar mujeres  que lo visitaban  con frecuencia,además el mismo acostumbraba sobre todo en horas de la noche a realizar  disparos al aire de arma fuego.

Las autoridades del Dicrim, el Ministerio Público y la médico legista que actuaron en el levantamiento de ese cadáver lo enviaron al Instituto Nacional de Ciencias Forenses el Inacif, en Santiago de los Caballeros para practicarle una necropsia.