PUERTO PRINCIPE, 17 ago – Mil 941 personas murieron como consecuencia del terremoto y casi 10 mil resultaron heridos, confirmó hoy Protección Civil de Haití, mientras continúan las labores de rescate en las zonas más afectadas.

Con mil 597 fallecidos el departamento Sur concentra más del 80 por ciento de las víctimas mortales, seguido por Grand Anse con 205, otros 137 en Nippes, y dos en Noroeste.

Sur también registra el mayor reporte de lesionados, seis mil 800, mientras se contabilizan otros mil 562 en Grand Anse, y mil 452 en Nippes, las tres zonas más afectadas por el temblor de 7,2 de magnitud del pasado sábado.

El sismo es uno de los mayores que afectó el país caribeño, situado sobre una vasta red de fallas geológicas y que es proclive a eventos de este tipo.

Protección Civil anunció que durante la mañana del martes rescataron con vida a 16 personas atrapadas en las antiguas instalaciones de la Misión de la ONU para la Estabilidad en Brefÿt (sur), y otras nueve no lograron sobrevivir.

Este martes el Fondo Naciones Unidas para la Infancia estimó que alrededor de 1,2 millones de haitianos, entre ellos 540 mil niños, sufrieron afectaciones por el poderoso terremoto.

Mientras la tormenta tropical Grace que afectó el país durante la noche del lunes y la madrugada de este martes, interrumpió aún más el acceso al agua, refugio y otros servicios básicos.

Según el balance de Protección Civil, más de 84 mil viviendas se dañaron o destruyeron, y unas 60 mil personas se desplazaron de sus viviendas por el temor a réplicas.

El terremoto del 14 de agosto tuvo lugar 11 años después del ocurrido en 2010, cuyo saldo oficial de víctimas mortales supera las 300 mil, y millón y medio de personas perdieron sus hogares.

El primer ministro Ariel Henry prometió celeridad en el envío de ayuda, especialmente de agua y alimentos a aquellos que aún duermen bajo carpas improvisadas en las plazas públicas