Análisis y valoración
El último móvil estrella de Samsung, el Galaxy Note 9, compite por ser el número uno entre los smartphones de gama alta del año. Un motivo poderoso para probarlo durante cuatro semanas y emitir un veredicto. Fotografías de día y de noche, juegos (Fortnite incluido), reproducción de capítulos de series y películas, uso intensivo de redes sociales, navegación por Internet o consulta del correo electrónico, son algunas de las pruebas a las que lo hemos sometido.

En líneas generales, podemos afirmar que el Galaxy Note 9 combina lo mejor del Note 8 y del Galaxy S9; dispositivos que hemos tenido la oportunidad de analizar en el espacio Banco de Pruebas, de EL PAÍS Escaparate. Del primero, toma un diseño serio y elegante con la pantalla más grande entre los terminales de la coreana, así como su característico lápiz digital stylus (S Pen). Del Galaxy S9 hace uso de la misma configuración y las características de sus cámaras aunque perfecciona su funcionamiento con el uso de Inteligencia Artificial.