Por Santiago Ureña

Montecristi- Las penurias y vicisitudes que pasan los agricultores de Mangrnos, la reíta de sanita, el asentamiento de sábalo, Judea, Jaramillo, es el dilema de nunca acabar, ya que pese al apoyo que el gobierno ha venido anunciando para ese sector, ninguno sean  cumplido.

Uno de los principales obstáculos para el desarrollo agrícola, comercial y personal de los agricultores de la zona, ha sido la falta de carretera para sacar sus productos.

 Esas comunidades han visto caer más de 11 proyectos autorizados por el gobierno central a la  Dirección General de Desarrollo Fronterizo que dirige Miguel Alejandro  Bejarán (TITO).   

Sostienen los agricultores y los salineros de Montecristi  que el principal escollo, es la falta de caminos vecinales, especialmente en el proyecto salinero en san Fernando de Montecristi  Marigo una zona productiva de sal en grano.