SANTO DOMINGO.- El candidato electo a la presidencia del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) Abel Martínez, opinó que uno de los cambios más importantes que ha logrado este gobierno ha sido permitir que la inflación aleje el precio de la canasta básica del poder adquisitivo real que tienen los dominicanos.

Manifestó la necesidad de «volver a poner la canasta básica al alcance de la gente” debido a que el impacto de la inflación en los hogares más pobres supero el 0.36 %, en octubre pasado. «Lo que demuestra que con el cambio a la gente se le ha hecho más difícil comer”.

Asimismo, dijo que del 2019 al primer trimestre del 2022 la canasta familiar promedio se había incrementado más de un 20 %.

«Conforme a este comportamiento y como vemos los datos de este año así como las acciones estériles de este gobierno, al pueblo no le quedará de otra que volver a votar por los que saben gobernar”, manifestó el Alcalde de Santiago.

DOMINICANOS SUFREN CONSECUENCIAS DE «APRENDIZAJE»

Martínez dijo que los dominicanos no pueden seguir cargando con las consecuencias de una curva de aprendizaje que los funcionarios del PRM no han agotado, «cada sector se ha convertido en una crisis de la que el gobierno no ha podido salir».

Manifestó que «toda esa incapacidad» se refleja en precios altos, mucha delincuencia, altos niveles de violencia y cero realizaciones en beneficio de la gente.

“Al palacio debe ir gente con experiencia, con resultados; que llevó bienestar a la gente, que transformó la República Dominicana, pero sobre todo, que no gobierna para un grupito, sino para todos los dominicanos, muy especialmente para aquellos que vivían en condiciones de vulnerabilidad”, afirmó Martínez.