Elías Piña languidece en el olvido

15
0

Cuando alguna entidad lleva a cabo un estudio cuantitativo de cualquier índole, generalmente las personas ignoran el escenario que está detrás de aquellas cifras frías de una investigación. Sin embargo, cuando se palpa en carne propia el sufrimiento y las carencias que padecen los habitantes de Elías Piña, la perspectiva es totalmente diferente.

La capital fronteriza, como le dicen a la provincia sureña, se mantiene desde el 2005 como la más pobre del país, según el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, con un Índice de Calidad de Vida (ICV) de 49.1, con 50% de sus 15,090 hogares en pobreza extrema. El 83% del total de hogares está en pobreza general.

Una provincia donde se respira un ambiente de penuria, especialmente en las localidades Comendador, Guayabo y Hondo Valle, donde sus pobladores dicen conformarse con los pocos recursos que tienen a su alcance para poder subsistir, al ver el entorno gris y sin esperanza.

Mercado Binacional
En pleno centro de Comendador, arropado por aquel mar de gente, en donde no se distingue entre dominicanos y haitianos, se desarrolla un negocio informal que se ha convertido en el principal medio de sustento de la mayoría de los pobladores de la zona, con la venta de ropa usada, tenis nuevos y malgastados, frutas y vegetales, cosméticos y un sinnúmero de accesorios a precios asequibles, incluso para las personas de bajos ingresos.

El alcalde de este municipio, Luis Minier, estimó que este mercado genera los días de plaza (lunes y viernes) alrededor de 12 millones de pesos. Los vendedores del comercio son cerca de 1,100, tanto dominicanos como haitianos, quienes acordaron que las mercancías robadas entre ambas naciones serían devueltas a donde pertenezcan. Asimismo, Juan Antonio “Toñito”, quien dice tener más de 30 años en el ejercicio del comercio, sostuvo que el alcalde Minier intenta negociar con el mercado binacional por medio de la Unión Europea, presuntamente para sacarlo del pueblo y trasladarlo a la frontera, con la finalidad de comercializar los productos de una forma más efectiva.

El comerciante explicó que ya no existe lugar donde llevar sus quejas, anotando que tiene la voz opaca de hacer tantas reclamaciones y con un profundo pesar expresa: “Si no fuera por la Tarjeta  Solidaridad, los habitantes tuvieran comiéndose unos con otros”.

El clamor de los moradores parece ser una canción sin fin, se quejan de todo cuanto sucede en el área del mercado, especialmente porque alegan que las ganancias obtenidas no les permiten suplir sus necesidades inmediatas.

Los comerciantes se lamentan por las restricciones de los militares en la comercialización de ajo, pues, según Toñito, aseguran que la mayoría es de contrabando.

El abogado Christian Miguel Moreta deplora la actitud del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza (Cesfront), argumentando que los militares confiscan el ajo a personas humildes que no afectan en nada la producción nacional, ya que “no puede llamarse contrabando el traslado de un paquete de ajo por un infeliz”.

De igual manera, mostró preocupación por el paradero de los productos que son confiscados por este organismo, debido a que no son llevados a la Aduanas ni tampoco al Ministerio de Agricultura.

Respecto a estos reclamos, el Cesfront no ha hecho ningún tipo de declaraciones y “al parecer se ha hecho de la vista gorda”, precisó Moreta.

El día a día
Al salir la aurora, los pobladores de Elías Piña abren sus ojos para despertar y chocar con la dura realidad de lidiar con las necesidades del hogar, sin la esperanza de ver cambiar su porvenir, debido a las privaciones que les brinda la provincia más pobre del país.

Sabiendo que la principal vía de producción es el Mercado Binacional, no se puede ignorar las preguntas que la mayoria de sus ciudadanos se formulan sobre la educación y la salud, que en definitiva son los derechos básicos de todo ser humano.

Problemas como la contaminación del río Caña, provoca un sinnúmero de enfermedades respiratorias y diarreicas, debido a que no cuentan con un servicio de agua potable, lo que dificulta el diario vivir de los habitantes, sumándole a ello, la desnutrición de los niños.

“Las voces del sufrido pueblo aparentemente se desvanecen con el viento, la provincia Elías Piña ha sido dejada a la intemperie por las autoridades”, exclamó María Reyes, residente de la zona.

Aquellos que transitan por las calles sin asfaltar y que visualizan el desorganizado mercado, sienten la indiferencia de las autoridades. “Nuestras casas no aguantan un soplo porque se desmoronan”, dicen para describir su tétrica y desgarradora realidad.

3 Ejes claves
La cara oculta de la provincia Elías Piña; entre el comercio y la pobreza, subyacen de las voces mas conocidas, los diversos criterios del escenario que padecen sus pobladores.

“Los haitianos como los dominicanos entramos en un acuerdo que consiste en que lo robado del comercio de Elías Piña a Haití y viceversa será devuelto a donde corresponda”.
Luis Minier,
alcalde de Comendador

“Aquí estamos pasando el tizón por lo encendido, esto está vuelto nada, las restricciones de los militares en contra de los comerciantes es un abuso, este pueblo lo han catalogado como un pueblo haitiano y nos han olvidado, no se puede comprar ajo porque se lo quitan a los compradores, de verdad es un abuso”.
Juan Antonio “Toñito”, 
comerciante

“La  pregunta que nos hacemos los pobladores de Elías Piña es a donde van a parar los productos confiscados por el Cesfront, no sabemos el paradero del ajo confiscado”.
Christian M. Moreta, 
abogado

LAS PRECARIEDADES EN EL MUNICIPIO GUAYABO
Dificultad agua potable

Quirico Rosario Díaz,  alcalde del distrito municipal Guayabo, expresó que los munícipes de El Llano y Comendador no tienen voz para gritar que el agua está llegando contaminada desde el río Caña, la cual consumen directamente del río, porque en el municipio Hondo Valle, donde nace el acuífero, no hay planta de tratamiento.

Sin cuartel policial
Los moradores alegan que la inseguridad es uno de los tantos problemas que azotan el municipio, debido a que carecen de un cuartel policial para quejarse ante las autoridades por cualquier acto delictivo que se presente. Además, dicen sentirse atemorizados ante la falta de protección que hay en la zona.

Calles sin asfaltar
Durante una visita que hiciera el presidente Danilo Medina, en diciembre del 2013 al distrito Guayabo, la hermana del alcalde Quirico Díaz, Luisa María Rosario “ La Turca”, solicitó mediante una carta entregada al primer mandatario antes de éste tomar posesión, que arreglaran los 20 kilómetros de calles. “Señor presidente, lo único que yo quiero de su eslogan de hacer lo que nunca se a hecho en Guayabo es hacer esa carretera”, exclamó.

La educación
Las precariedades son evidentes en la Escuela Básica Manuel Antonio Morales, donde hay una enramada funcionando como aula. Para mejorar esta realidad, se está construyendo la Escuela Básica Comendador del Este, de tanda extendida, que podría estar concluida en alrededor de seis meses. El plantel contará con 21 aulas, y la obra tendrá un costo de 57 millones de pesos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here